Sunday, September 16, 2007


Qué tiempos aquellos en los que nuestra colección de música se reducía a unas cuantas cintas que cabían en una caja de zapatos. Las escuchábamos incansables y si algo no te gustaba del todo, ya te gustaría a la vez un millón cien.

Momento para la nostalgia patrocinado por TILT.
Era otra cosa.
LIBEL
Post a Comment