Thursday, December 07, 2006

Aquiles descubierto


Este cuadro de Rubens (Museo del Prado) muestra una escena no muy conocida de la leyenda de Aquiles.
Antes de la guerra de Troya, cuando Agamenon estaba reuniendo un ejército para la expedición de castigo por el "rapto" de Helena, Tetis, madre de Aquiles, decidió esconder a su hijo en la corte del rey de Esciro. El oráculo había revelado que si Aquiles participaba en la contienda alcanzaría la gloria pero nunca volvería a su tierra, en cambio, si no iba, envejecería rodeado de los suyos. Aquiles, que no tenía prisa por morir, se disfrazó de doncella y se fue a vivir con las hijas del rey Licomedes, haciéndose llamar Pirra (Pelirroja).
Por otro lado, el profeta Calcas había predicho que los Aqueos nunca triunfarían en Troya si no les acompañaba Aquiles, por lo que Agamenón, para acallar rumores y levantar la moral de las tropas, mandó a Odiseo y a Nestor (?) en su busqueda.
Odiseo, que era un poco como Kevin Spacey en L.A. confidential, sabía dónde estaba Aquiles, aunque no era capaz de distinguirlo del resto de las hijas del rey. Por eso, se presentó en el palacio disfrazado de mercader y puso delante de las doncellas un cofre con ropajes, joyas, una espada y un escudo. Acto seguido, Nestor, por indicación de Odiseo, dio la voz de alarma, lo que provocó que todas las doncellas salieran espantadas. Ante tal situación, Aquiles no pudo contener su naturaleza y se abalanzó hacia la espada y el escudo ( en el cuadro se representa con un casco) dispuesto para la lucha. Así fue como le reconocieron y le llevaron a Troya para convertirse en el héroe que no quería ser.
Post a Comment