Thursday, December 21, 2006

John Cage "el ruidoso"


Compositor estadounidense que ha influido notablemente en la vanguardia del siglo XX, tanto en la música como en la danza. Nació el 5 de septiembre de 1912 en Los Ángeles y estudió con los compositores Henry Cowell y Adolph Weiss, así como con Arnold Schunberg.
En 1940 Cage asistió a las conferencias sobre religión oriental que D.T. Suzuki dictaba en la Universidad de Columbia; desde entonces se considera un devoto del budismo zen.
En 1942 se afincó en Nueva York. Por influencia zen, Cage utilizó con frecuencia los silencios como un elemento musical, dando a los sonidos una entidad dependiente del tiempo.
Esta "música indeterminada", como prefiere llamarla el mismo Cage, es el resultado de una evolución estética que, como todas sus ideas en este campo, es altamente lógica y ligeramente absurda. En la historia musical Cage desciende de esa excéntrica tradición moderna que abandonó los principios tonales del siglo XIX, y además introdujo ruidos naturales como parte integrante de sus composiciones, junto a los sonidos que producen los instrumentos musicales propiamente dichos.
En Music of Changes (1951), para piano, las combinaciones de tono aparecen en secuencias determinadas por agentes aleatorios.
Quizá la pieza más revolucionario del opus compuesto por Cage es 4'33'', en la cual el muy conocido pianista David Tudor se sienta en silencio frente al piano (lo único que hace es mover silenciosamente las manos, tres veces) durante cuatro minutos y treinta tres segundos exactos. En la superficie esto, por supuesto, no es música; pero precisamente porque la presencia de David Tudor y el público de concierto hacen esperar que se trate de una situación en la que ha de escucharse música, la única deducción que cabe hacer es que la "música" consiste en todos los sonidos que hay en el salón durante el tiempo que dura la "pieza". Como algunos, si no todos los sonidos accidentales que se producen durante la "ejecución" de esta obra, provienen del público, éste debe contarse entre los músicos ejecutantes; y como "silencio" significa la ausencia de sonidos intencionales. Cage ha bautizado este tipo de composición como "música no-intencional". Con esta obra quedaron difuminadas las fronteras entre la música, el sonido y los fenómenos no musicales.
Del mismo modo, en Theatre Piece (1960), los músicos, bailarines y mimos actúan al azar según determinadas funciones preseleccionadas.
En sus piezas para "piano preparado", como Amores (1943), determinados objetos colocados entre las cuerdas del piano modifican los sonidos de éste.
Además compuso obras de danza para el coreógrafo estadounidense Merce Cunningham.
Entre sus libros deben mencionarse Silence (1961), Empty Words (1979) y X (1983).

Curiosidades:


Aun cuando Cage continua componiendo nuevas piezas todos los años, y considera válidas sus obras originales de música aleatoria (menos la brillante William Mix, por ser un collage de cintas grabadas de forma fija), sabe que cada vez sus pasiones son más variadas. Durante la década del cincuenta se interesa bastante en el cultivo de hongos, coleccionado diversas especies y acumulando una enorme biblioteca de literatura sobre el tema. "En ciertas oportunidad pensé que me gustaría llegar a ser botánico, porque me imaginaba que en ese campo no habría, como en la música, una constante batalla por el poder, el prestigio o la mera supervivencia. Pero he descubierto que tampoco la botánica se libra de esa atmósfera". Durante un periodo de 1960 se dedicó a proveer de distintos tipos de hongos al restaurante neoyorquino más lujoso. En 1962 fue miembro fundador de la junta directiva de la Sociedad Micológica de Nueva York. En una explicación digna del zen, una vez afirmó que la relación entre sus dos principales intereses, tan dispares, se debe a que las palabras que corresponde a música (music) y hongo (mushroom) son vecinas en el diccionario.
"La notación espacial puede ser interpretada temporalmente...las resonancias, tanto de los agregados como de las notas individuales, son libres en lo que respecta a su duración...la dinámica es libre..". Todas las dimensiones tradicionales de la música son libres, libres, libres.

Ahora hay un ciclo sobre John Cage en la casa encendida. Os lo recomiendo. Para más info y vídeos:

http://youtube.com/watch?v=hUJagb7hL0E

http://www.lacasaencendida.com/LCE/comunes/LCE_cruce/0,0,73510_2_73512_0,00.html

http://http://youtube.com/watch?v=CVN_mxVntXk

http://youtube.com/watch?v=rM1VNr3BhlU

http://youtube.com/watch?v=rM1VNr3BhlU

Post a Comment