Sunday, February 04, 2007

GEORGE A. ROMERO 1. El señor que me hizo pasar miedo.



A los 11 años tuve la mala suerte de enfrentarme a mi terror. Era sábado por la noche y estaba en casa de un vecino. En la televisión iban a poner una película de miedo. Se trataba del remake de 1990 de La Noche de los muertos vivientes. Nos apasionaban las historias de fantasmas, los misterios del triángulo de la Bermudas, los vampiros y el demonio. Recuerdo que no sentí nada mientras veía la película. Estaba tan absolutamente imbuido por la pantalla que las imágenes oscuras me atravesaban la consciencia sin sentirlo. Sólo cuando la película terminó me di cuenta de lo aterrorizado que estaba.

No me atreví a volver a mi casa, a tan sólo dos portales de la de mi vecino, y me tuvieron que acompañar. Desde entonces viví obsesionado con esa película y me tragué absolutamente todas las que se hicieron del género. Por las mañanas, cuando salía de casa al colegio me preguntaba: ¿Y si esta noche ha ocurrido? ¿Y si la pandemia se ha extendido mientras dormía y ahora todo el mundo está infectado? Cuando estaba solo abría con cuidado las puertas si no sabía qué había detrás, planeaba huidas de altercados que nunca sucedieron.

George A. Romero never set out to become a Hollywood figure however, by all indications, he was very successful. The director of the ground-breaking "Dead" tetra-logy was born February 4, 1940 in New York City. He grew up there until attending the renowned Carnegie-Mellon University in Pittsburgh, Pennsylvania.

After graduation, he began shooting mostly short films and commercials. He and friends formed Image Ten Productions in the late 1960s and they all chipped in roughly $10,000 apiece to produce what became one of the most celebrated American horror films of all time: Night of the Living Dead (1968). Shot in black-and-white on a budget of just over $100,000, Romero's vision, combined with a solid script written by him and Image co-founder John A. Russo (along with what was then considered an excess of gore) enabled the film to earn back far more than what it cost, became a cult classic by the early 1970s and was inducted into the National Film Registry of the Library of Congress of the United States in 1999. (IMDB)

Los monstruos que creó Romero me parecen los villanos más temibles del bestiario cinematográfico. Son implacables, agresivos, imparables. No sienten dolor, se mueven en grupos, infectan a sus víctimas con tan sólo un arañazo o mordisco. No se les puede matar porque ya están muertos, sólo tienen un motor que les haga actuar: matar a quien todavía esté vivo, y sobretodo… son feos. Terriblemente feos. Son mucho más terroríficos que los fantasmas, los demonios, las brujas y hasta los chinos.

VIDEO 1
VIDEO 2
VIDEO 2
Post a Comment