Sunday, November 04, 2007

LA MALDICIÓN DE TUTANKAMON


Tras bajar los escalones Carter se encontró en la antecámara. Detras de él se encontraba Lord Carnavon, arqueólogo aficionado y el hombre que había suministrado el dinero para la tediosa y costosa operación. Carter se inclinó ante la puerta de granito, una puerta maciza grabada con todo tipo de signos jeroglíficos. Bajo esta había una especie de grieta por la cual podía verse el interior. Carter se inclinó con su linterna e iluminó la Tumba Real. Por varios minutos permaneció inmóvil. Los tesoros incontables brillaban en la oscuridad y adquirían dimensiones propias al ser violados por la luz eléctrica... casi 3500 años después de su desaparición.

-Bueno... ¿ves algo? -exclamó Lord Carnavon en el colmo del nerviosismo. Carter movió la cabeza afirmativamente.

-Veo cosas maravillosas... -susurró emocionado.

continuad leyendo aquí

La momia del faraón Tutankamón ha sido sacada de su sarcófago y desvelada al gran público por vez primera en la historia en medio de un gran revuelo mediático.

Noticia www.elmundo.es
Post a Comment